Presbítero y mártir

 

El beato Pedro Ruiz de los Paños y Ángel nació en 1881 en Mora de Toledo. Realizando sus estudios en el seminario diocesano, conoce a los Sacerdotes Operarios Diocesanos. En 1904 ingresa en dicha Hermandad. Fue ordenado sacerdote al año siguiente, y desde allí desplegó su actividad sacerdotal en diversos seminarios diocesanos: en Málaga, Sevilla, Plasencia... Con su ardor consiguió promover centenares de vocaciones sacerdotales. Además fundó el instituto religioso de Discípulas de Jesús, con el mismo propósito de fomentar las vocaciones sacerdotales. Siendo director de los Operarios Diocesano coronó su vida sacerdotal con el martirio el 23 de julio de 1936 en Toledo.

Don Pedro fue beatificado en Roma por san Juan Pablo II el 1 de octubre de 1995.