Presbítero y mártir

 

El beato Miguel Amaro Ramírez nació en El Romeral (Toledo) en 1883. Miembro de la Hermandad de Sacerdotes Operarios, fue ordenado sacerdote en 1906. Era un hombre humilde que atraía por su bondad. Fue un gran promotor de vocaciones. Ejerció su ministerio en los seminarios de Toledo, Valencia -donde vivió los primeros ataques de la persecución religiosa en 1931- y León. El 18 de julio de 1936, día en que empezó la Guerra Civil, llegó a Toledo para unas gestiones. Se refugió en casa de un amigo, pero ante las amenazas contra quienes acogían a sacerdotes, el 2 de agosto de 1936 fue detenido y fusilado por los milicianos. Fue beatificado en Tarragona el 13 de octubre de 2013, dentro del grupo de 522 mártires españoles.