Presbítero y mártir

 

El beato José García Librán nació en Herreruela de Oropesa (Toledo) en 1909. Fue ordenado sacerdote en 1933. Destacó por su preparación intelectual, su bondad y su intensa vida espiritual; visitaba con frecuencia a los enfermos y los socorría si eran pobres. Cuando estalla la persecución religiosa, en el verano de 1936, era párroco de Gavilanes (Ávila). Pensando que nadie lo denunciaría, terminó refugiándose con su hermano Serafín en una casa apartada del pueblo. El 14 de agosto de 1936 los dos fueron torturados y asesinados por los milicianos en el pueblo vecino de Pedro Bernardo (Ávila). Sus restos reposan en la parroquia de San Gil de El Torrico. Fue beatificado en Tarragona el 13 de octubre de 2013, dentro del grupo de 522 mártires españoles.