Presbítero, religioso y compañeros mártires

 

Estos dos franciscanos conventuales pertenecen a la causa del beato Víctor Chumillas Fernández y XXI compañeros mártires de la orden franciscana de la provincia de Castilla. Diecinueve de ellos fueron detenidos en Consuegra, donde estaba su comunidad. El 16 de agosto de 1936 fueron llevados por el pueblo de Urda (Toledo) al término municipal de Fuente del Fresno (Ciudad Real) y en el lugar llamado Boca de Balondillo fueron sacrificados.

El beato Martín Lozano Tello nació en Corral de Almaguer en 1900. Tomó el hábito franciscano en 1916 y profesó de votos solemnes en 1921. Fue ordenado sacerdote en 1925. Estudió Sagrada Escritura en Roma. A su regreso se incorporó a la comunidad de Consuegra (Toledo). Durante dos cursos fue enviado a Illinois (EE.UU.). Luego se incorporó nuevamente a Consuegra.

El beato José de Vega Pedraza nació en Dos Barrios (Toledo) en 1913. Tomó el hábito en 1929. Hizo su profesión solemne en 1935. El 6 de junio de 1936 se ordenó de subdiácono.

Sus cuerpos reposan en el monasterio de San Juan de los Reyes. Fueron beatificados en Roma el 28 de octubre de 2007, dentro del grupo de 498 mártires españoles.