Religioso y mártir

 

Este carmelita descalzo pertenece a la causa del beato Eusebio del Niño Jesús y XV carmelitas descalzos de la comunidad de Toledo, que sufrieron el martirio entre los meses de julio y septiembre de 1936.

El beato Tirso de Jesús María Sánchez Sancho nació en Valdecarros (Salamanca) en 1899. Terminado el bachillerato, ingresó en los carmelitas descalzos e hizo la profesión en 1916. Recibió la ordenación sacerdotal en 1923. Al año siguiente lo enviaron a Cuba, donde desarrolló un intenso apostolado. Era un predicador famoso y escribió mucho en prosa y más en verso. Regresó a España en 1933 y lo destinaron a Toledo. Tras estallar la persecución religiosa, y detenido por los milicianos a finales de agosto de 1936, fue fusilado el 7 de septiembre. Al morir, dio ejemplo de cómo hay que perdonar, bendecir y amar. Fue beatificado en Roma el 28 de octubre de 2007, dentro del grupo de 498 mártires españoles.