Religioso y mártir

 

El beato Cipriano Alguacil Torredenaida nació en Ajofrín en 1884. En la juventud ayudó a sus padres en los trabajos del campo. Profesó como hermano cooperador en 1909. Desempeñó cargos de sacristán, cocinero, portero y otros, en varios conventos. Era buen religioso, devoto, pulcro y trabajador. Cuando se desató la persecución religiosa, estaba en Madrid. Se ocultó en casa de una hermana que vivía allí. Iba a la misa que celebraban en una casa particular de manera clandestina. Fue detenido el 15 de octubre de 1936. Él se presentó a sus verdugos con el rosario en la mano y diciendo que era dominico. Lo mataron aquel día en Barajas (Madrid). Fue beatificado en Roma el 28 de octubre de 2007, dentro del grupo de 498 mártires españoles. Su causa se incluye en la del beato Buenaventura García-Paredes Pallasá, Miguel Léibar Garay XL compañeros mártires.