Religioso y mártir

 

El beato Juan José Caballero Rodríguez nació en 1912, en Fuenlabrada de los Montes, archidiócesis de Toledo y provincia de Badajoz. Pertenecía a la congregación de Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI). Era emprendedor, metódico y perseverante en cuanto acometía. Tenía una fuerte inquietud misionera que contagiaba a sus hermanos de comunidad. Hizo su oblación perpetua el 25 de febrero de 1936 y unos meses después recibe el subdiaconado.

Su causa está incluida en el proceso del beato Francisco Esteban Lacal y XXII compañeros mártires. Todos fueron detenidos y asesinados sin proceso ni pruebas ni posibilidad de defenderse, por causa de su fe, y murieron perdonando en diferentes fechas. Se sabe que el grupo del beato Juan José Caballero fue sacado de la cárcel el 28 de noviembre de 1936, conducido a Paracuellos de Jarama y allí todos fueron ejecutados. Fueron beatificados en Madrid el 17 de diciembre de 2011.