Religioso y compañeros mártires

 

Estos dos hermanos hospitalarios pertenecen a la causa del beato Mauricio Íñiguez de Heredia y XXIII compañeros mártires de la Orden de San Juan de Dios.

El beato Honorio (Pedro Eusebio) Ballesteros Rodríguez nació en 1895, en Ocaña. Emitió la profesión solemne como hospitalario en 1920. Como enfermero diplomado y amigo del estudio científico, sobresalió por su preparación médica. En 1932 fundó en Santiago de Chile una escuela de enfermería

El beato Estanislao de Jesús (Isidro Valentín) Peña Ojea había nacido en 1907 en Talavera de la Reina. Cuando quedó huérfano, ingresó en el asilo de San Prudencio de su ciudad natal. Todavía muy joven, sintiéndose llamado a abrazar la vida religiosa hospitalaria, emitió la profesión temporal el 8 de junio de 1934.

Cuando estalló la persecución religiosa, en el verano de 1936, ambos religiosos formaban parte de la comunidad que atendía el sanatorio de San José de Málaga. El 17 de agosto de 1936, tras ser detenidos, fueron llevados junto a las tapias del cementerio san Rafael, donde recibieron la palma del martirio. Fueron beatificados en Tarragona el 13 de octubre de 2013, dentro del grupo de 522 mártires españoles.